Nosotras

  • Facebook
  • Instagram

Detrás del miguimostrador hay dos hermanas, un tándem perfecto después de varias décadas de entrenamiento sobreviviendo a nuestras peleas y aunando fuerzas para conseguir un objetivo común: el aumento de la paga y del “toque de queda”nocturno, entre otras misiones, nos unieron hace unos cuantos lustros ya.

 

Hace más de seis años decidimos dar un giro a nuestras vidas y sabiendo que formábamos un buen equipo, nos lanzamos al vacío en esto del emprendimiento.

 

La idea la teníamos clara. Queríamos una tienda en la que se vendieran regalinos novedosos, detalles originales, bonitos y mucho mensaje positivo.

 

Con el nombre tampoco hubo duda, algo gestado con tanto amor encajaba a la perfección con el mote de la heredera de nuestro imperio (En su día una miguina de pan, ahora ya casi una hogaza)

 

Con mucho esfuerzo y trabajo fuimos aprendiendo y construyendo los siguientes departamentos a los que solamente pertenecíamos nosotras: Escaparatismo y decoración, marketing, fotografía,redes sociales, tesorería y contabilidad, almacén y pedidos, compras e investigación de mercado, recursos humanos, atención al cliente y venta cara al público.

 

Años más tarde, aumentamos nuestras responsabilidades formando el departamento de diseño de producto lanzando nuestras propias colecciones. La bomba. 

 

Seis años después aquí estamos, detrás del mostrador, ocupando los mismos cargos y felices de repartir miguinas en vuestros momentos más especiales.

 

Desde el principio hemos apostado por marcas pequeñas. Actualmente somos punto de venta de más de 30 empresas españolas. 

Tenemos la gran suerte de haber forjado durante estos años relaciones de amistad con muchas de las personas que están detrás de esas marcas.

 

Mara Rodríguez, una de ellas. ¡Ojito con esa maravillosa ilustración suya que acompaña este texto!

 

También nos consideramos afortunadas porque la relación con nuestro público es especial. Tal vez no seamos objetivas pero así lo sentimos. Es tan guay cuando se atraviesa esa línea y los clientes no son solo clientes y sentir, saber, que existe algo que va más allá de la compraventa de miguinas.

 

Ha habido piedras en el camino, muchas. Y mucho “miguitetris” que nos ha desesperado, también. Pero, como rezaba una de las primeras tazas que tuvimos a la venta “ sin las piedras del camino, no hubiera construido el castillo” 

 

Miguina es pequeña. Lo es. Pero es nuestro castillo, nuestro sueño, un lugar que hace tiempo imaginamos y que con mucho esfuerzo, trabajo y pasión hemos cumplido.

Incalculable todo lo que nos llena abrir cada día esa puerta y lo que nos emociona echar la vista atrás y pensar en los inicios de esta aventura.

 

A 2021 le pedimos principalmente dos cosas: SALUD y mucho trabajo. Han sido meses muy duros para los pequeños negocios como Miguina.

 

A ti, que estás navegando por esta humilde página, nos gustaría primeramente agradecerte la visita y si has llegado hasta aquí, el tiempo en leernos.

 

Por último, decirte que tal vez no encuentres en Miguina el regalo que buscas. Sentimos que sea el caso, pero seguro que hay otro castillo por aquí cerca que necesita alejarse de esas piedras que mencionábamos antes. Es momento de apoyarnos, de sostener entre todos esos cimientos y evitar que se rompan tantos sueños.

 

 

  • Aprovechando la ocasión, el departamento informático (cargo que acabamos de asumir después de realizar un breve curso express para lanzar esta web) pide disculpas por los errores que pudieran surgir en la navegación.


BIENVENID@ A NUESTRO CATÁLOGO DE MIGUINAS

 ®  2021